Sexta ronda Segunda Vizcaína

Esta semana, nos tocaba jugar contra el equipo Torres Quevedo A, actual tercero de la clasificación, punto y medio detrás de nosotros.

Torres Quevedo… Apellido tan conocido para un hombre tan desconocido.

Torres Quevedo… Nombre tan adecuado para un club de ajedrez.

Leonardo Torres Quevedo nació en Cantabria en diciembre de 1852 y falleció en Madrid en diciembre de 1936. Pasó numerosos años de su vida en Bilbao, lugar en el cual participó, por ejemplo, en la defensa de la villa durante el asedio carlista.

Su legado es más que relevante, a tal punto que decenas de años después de su muerte, un invento suyo, el telekino, inaugurado en el Abra de Bilbao a principios del siglo XX, fue premiado por un prestigioso premio internacional.

Su aportación a la modernización de nuestro mundo fue destacable: dirigibles, transbordadores y autómatas son algunos de los inventos que le llevaron a la fama. Es él quien diseño y construyó el “Spanish aerocar”, funicular aéreo de las famosas cataratas de Niágara.

Si Babbage y Turing están considerados como los pioneros de la informática, Torres Quevedo destacó también en el terreno de las máquinas de calcular: no sólo escribió varias memorias sobre las máquinas, basándose, entre otras cosas, sobre la escala logarítmica – lenguaje imprescindible hoy en día -, si no que desarrolló también modelos análogicos de cálculo muy avanzados para su época. Puedo afirmar, sin gran riesgo a equivocarme, que Torres Quevedo se apasionaría por los softwares de ajedrez y los módulos de cálculo que utilizamos nosotros, jugadores de ajedrez, en el siglo XXI.

Os invito a descubrir más detalles sobre su vida y su obra en www.torresquevedo.org

El objetivo del día era sacar 2 puntos para mantener a nuestro rival a la misma distancia a tres rondas del final. Desgraciadamente, no pudimos conseguirlo al sumar únicamente punto y medio.

Debo confesar que, por mi parte, de haber sido más conservador y/o más acertado en el final de mi partida, podía haber sumado el medio punto que nos habría dado algo más de margen para el final del torneo. Pero, en fin, había decidido desde el principio jugar al ataque y pude poner en acción el sistema que llevó tiempo estudiando: el Ataque Trompowski (A45) (que no tiene nada que ver con el Ataque Malkowski!). Para los que lo conocen, es un sistema arriesgado, muy táctico, dando en general a las blancas iniciativa a cambio de material. Tuve efectivamente la difícil elección de jugar tranquilo con Ah4, saliendo de la amenaza h6 o de sacrificar dicho Alfil de casillas negras con la temática jugada h4, abriendo la columna h para la Torre. Me salió mal por dos razones: la muy buena defensa de mi oponente – quién me dejó sin embargo la posibilidad de hacer tablas por dos imprecisiones – y un par de jugadas mías que fueron buenas. A pesar de la derrota, me lo pasé bien, jugando una partida más que correcta; me queda únicamente el mal sabor de boca de no haber visto 31….Dh2 que me daba mínimo tablas, jugada que no era tan difícil de encontrar. CONTENEO JIORINGS 0 – TORRES QUEVEDO 1.

A mi derecha, en el cuarto tablero, jugaba Gonzalo quien acababa de encadenar dos victorias en dos partidas. Con negras, decidió jugar una Defensa Francesa del Cambio (C01). Hasta la jugada 15.Ab5, la partida fue muy igualada pero fue cuando Gonzalo erró en el cálculo y la continuación 15….h5 20.Ce5 le destrozó la posición por completo. No obstante, su adversario se equivocó y dejó la partida a favor de las negras! Por educación, y aunque me desagrada como capitán, Gonzalo declinó la invitación y prefirió dejar la partida empeorar hasta llegar al punto de “no return”.  CONTENEO JIORINGS 0 – TORRES QUEVEDO 2.

Y ahora, la obra maestra, el premio a la belleza. Vale, algunos, cuyo nombre callaré pero que proceden de Venezuela (jeje) me tacharán de partidista – y lo reinvindico – y que estoy aludiendo la parte en la que Ginès estuvo casi perdido después de ir ganando por goleada – es un poco la marca de fábrica de nuestro equipo. OK. Pero, el remate no deja de ser elegante, osado, bello, de esos remates que nos hacen amar el ajedrez, que nos hace subir el nivel de adrenalina y de testosterona (así lo demuestran los estudios científicos, no es nada machista). A mi, me pusó los pelos de punta porque lo había visto de fuera y gozaba a medida que Ginès lo iba jugando como si yo fuera el protagonista. Pero no fui yo, fue DON GINÈS DURÀ OLMOS, el a partir de ahora “domador de caballos”. Enhorabuena Ginès y gracias.  CONTENEO JIORINGS 1 – TORRES QUEVEDO 2.

PIRC, Sstema Holmov (B07) – Juegan blancas y ganan*.

 Captura de pantalla 2014-02-18 a las 02.26.53

Finalmente, voy a terminar por la partida de Marcin, la “víbora de Katowice”, víbora que no pudo administrar su veneno esta vez aunque, en mi opinión, el final debía ser ganado. Con permiso de los dos protagonistas, hay que decir que la mayor parte de la partida, desde el principio, fue una serie de imprecisiones en una Siciliana, Variante Húngara (B27). De hecho, la elección de apertura de Marcin dejó a las blancas con una  ventaja inicial que, como lo he dicho con anterioridad, es marca de la casa, pero las negras supieron remontar para llegar a un final de Torre y tres peones. Con la iniciativa, Marcin consiguió quedarse con dos peones contra uno para su adversario y parecía que nos dirigíamos hacia un empate a dos pero, al final, no quiso arriesgar y aceptó firmar tablas. CONTENEO JIORINGS 1,5 – TORRES QUEVEDO 2,5.

Por otro lado, el equipo Abadiño C sumó tres puntos y medio y nos ha adelantado en la clasificación pero se van a enfrentar al Torres Quevedo A en la próxima ronda. Dependemos de nosotros para recuperar el segundo puesto. ¡Ánimo!

Finalmente, agradezco a algunos Gladieitors (o más bien dicho ex-Gladieitors, jeje) su propuesta de enfrentamiento pero, por favor, no desconcentréis a mis jugadores.**

Jean-Albert “GC” Morlard

*Solución:

44. Tg1+ Rh7 (cualquier otra jugada pierde igualmente) 45. f8=C+! Rh6 46. Cf7+ Rh5 47. Tg5+ Rh4 48. Cg6+ 1-0

**Se refiere a un reto que habían propuesto los Gladietors al Conteneo-JIOrings.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*